logo

Hoy, como alumno de la Universidad del Conde, juro comportarme con lealtad y cuidado a mi país, conducirme con orgullo, siempre guiando a las personas que menos saben, las que son víctimas de la ignorancia, personas que no fueron bendecidas y beneficiadas como yo con la educación y la cultura.

Hoy, reconozco que formo parte de una sociedad y que mis decisiones y conductas afectan a mis hermanos, por eso, juro nunca beneficiarme del sufrimiento de nadie, respetar los derechos humanos, combatir la corrupción, la ignorancia, la discriminación y la soberbia de quienes más tienen en contra de los que menos tienen.

Hoy, juro ser un luchador social, pero sobre todo juro que mi actuar hablará por mí, por mi familia. Sé que formo parte de una familia más grande, la familia universitaria, que honraré hasta el día de mi muerte.

Prometo ser defensor de la Constitución de mi país, de las leyes que nos rigen, así como luchar contra todo enemigo interno o externo, juro que dios puso un soldado en las armas, pero también en las letras, que la violencia y la intolerancia no genera ningún resultado, reconozco el derecho de todos mis hermanos a expresarse, incluso, en contra de mis creencias.

Como alumno de la Universidad del Conde, pelearé porque el derecho de las futuras generaciones se respete, el derecho a tener un mundo limpio, el derecho a la educación y a la libertad, desde cualquier trinchera y en cualquier parte del mundo.

Hoy, juro que todo egresado de la Universidad del Conde tendrá en mí un hermano, profeso gratitud y defenderé a mi universidad de propios y extraños, para que siga siendo un faro que ilumina con cultura a la obscuridad que la ignorancia y la violencia propagan en nuestro mundo.

¡DIOS BENDIGA MI UDC!

BANNERPOST